1-2-3 pasos para encontrar el EJERCICIO correcto para un gimnasio

Escrito por Libby Norris

¿Tu plan de entrenamiento primaveral incluye dar el paso para comenzar un gimnasio?

Aunque tomar ese compromiso es un gran paso, decidir a qué gimnasio ir puede terminar siendo incluso uno más difícil.

La buena noticia es que hay infinidad de clubes, clases y programas para elegir.

Cuando encuentres el indicado, puede ser que te provea la valiosa motivación e inspiración que te mueva hacia tus objetivos.

La mala noticia es que al haber más opciones, decidirte puede ser abrumador y lamentablemente, la elección incorrecta puede hacerte sentir desanimada, intimidada y llevarte de vuelta al paso uno.

Entonces, ¿cómo hacer la elección acertada y aumentar las posibilidades de triunfar?

Sigue estos tres pasos clave para asegurarte de que tu programa de ejercitación física te conduzca en la dirección correcta.

N.° 1: Haz una lista de compras Haz una lista de lo que no debe faltarle al gimnasio que buscas: un club para ambos sexos, un club para mujeres, clases, guardería, entrenamiento, ¿tal vez natación? Determina también la cantidad de horas que necesitas para esas actividades. !No tiene sentido buscar la mejor clase de pilates si se ofrece en un horario en que no puedes ir!

 Tu lista de requisitos debe contemplar tanto las características como el entorno que deseas. ¿Es familiar, intenso, inclusivo y acogedor? Además, piensa si deseas que sea un gimnasio con finalidad específica (los que entrenan para correr, los que hacen yoga), o si prefieres la variedad o intentar cosas nuevas.

N.° 2: Haz que tu lista sea breve. Comienza a hacer la lista de gimnasios y programas que son convenientes y te quedan cerca tanto del trabajo como de casa. No importa lo fabuloso que sea el lugar; la cercanía es fundamental, en especial en esos días en que no te sientes tan motivada.

 Obtén recomendaciones de amigos y colegas, pero recuerda que sus metas y preferencias pueden ser diferentes.

Pregúntales qué es, en su opinión, aquello que es importante para ellos y asegúrate de que sea una característica importante para ti también... Anota sus horarios en tu lista abreviada. Nuevamente, no debes pensar que cambiarás tus horarios.

Puede suceder, pero si la motivación es un desafío, ¡termina siendo una razón más para NO ir!

N.° 3: Finalmente, visita el gimnasio. Realiza la visita en el horario en el que tú irías. Esto te permitirá ver cuánto tardas en llegar, qué tan concurrido está, la disponibilidad del estacionamiento y las funciones disponibles en ese momento.

Otro punto importante para tener en cuenta es el personal: ¿son amenos, calificados, profesionales en el aspecto y en el trato? El mostrador de entrada es tu primer contacto y puede reflejar el tipo de servicio que vas a encontrar en general.

La limpieza y el mantenimiento son dos elementos clave. ¡Asegúrate de revisar los vestuarios! Además, toma nota del gimnasio. ¿Hay productos de limpieza adecuados y toallas desechables para que los socios limpien su equipo luego de cada uso? Si no los hay en cantidad y conveniencia, ¡puedes estar segura de que vas a estar compartiendo la transpiración de alguien más en las máquinas de ejercicio cardiovascular y en los tapetes! Presta atención a los carteles que dicen "fuera de servicio". Si hay varias máquinas de ejercicio cardiovascular fuera de servicio en cualquier momento, puede ser un indicador del servicio y seguimiento que el club ofrece realmente.

Ahora estás lista para comparar precios. A medida que visites clubes que tienes en tu pequeña lista, anota sus precios y políticas: ¿el precio es claro, incluye adicionales? Lo que podría ser un pago por adelantado más económico, no lo será si luego tienes que pagar las toallas, las clases, los casilleros, etc. También deberías averiguar acerca de su política de cancelación. Esto no significa que te rindes antes de comenzar, sino que estás intentando asegurarte de que haya opciones en caso de que debas suspender tu membresía si tienes una emergencia imprevista. Además, averigua cuáles son los plazos y compromisos para los socios en caso de que no cumplan tus necesidades.

Por último, pregunta si ofrecen pases semanales o sesiones de prueba. No hay nada mejor que probar en persona si el ejercicio en cuestión es de tu agrado. Hacer un ejercicio te permitirá ver si te sientes verdaderamente cómoda con respecto al ambiente, al programa y a las personas.

Tómate el tiempo para esta investigación y los preparativos a fin de estar segura de que el programa que encuentres será el adecuado para ti y tus objetivos. Encontrar el programa adecuado de ejercitación física puede significar más que un entrenamiento: puede terminar aportando un increíble valor para la inspiración, educación, y proporcionando una sólida conexión social, ¡realmente puede cambiar tu vida!

Siempre consulta a tu profesional de atención médica antes de hacer algún cambio importante en tus hábitos de alimentación o tus rutinas de actividad física.

*©, 2013 Marca registrada de Kellogg Company utilizada bajo licencia de Kellogg NA Co

Enviar este artículo a una amiga

Solo tienes que ingresar la dirección de correo electrónico de una amiga para compartir este útil artículo de My Special K™.


Ingresa una dirección de correo electrónico válida (ejemplo: tunombre@email.com)

¡Correo electrónico enviado!
Regresando al artículo...